Existen diferentes tipos de tratamientos para pacientes con enfermedades neoplásicas. Cada uno dependiendo de sus condiciones, y de la decisión tomada por el doctor para su mejor calidad de vida. 

Los tipos son: 

-Cirugía: la cual es la principal opción para la cura, siempre y cuando el paciente presente las condiciones físicas adecuadas para poder efectuarla. Tiene como objetivo la resección  afectada con los margenes adecuados y de los ganglios que drenen el segmento involucrado, y la reconstrucción donde se encuentra el cáncer, siempre y cuando sea posible. 

Imagen 

-Quimioterapia: este es el tratamiento para cáncer, que actua destruyendo las células que se dividen rapidamente, pero también pueden dañar células que se dividen rápidamente bajo circunstancias normales, como las de la médula ósea, tracto digestivo, y folículo piloso.  Se administra en ciclos, que son, periodos de tratamiento alternándolo con periodo de descanso.

Los farmacos que se administran pueden ser, vía intravenosa, vía intramuscular, vía oral, o vía intratecal. 

 

Imagen

– Radioterapia: se basa en el uso de Rayos X, y su interacción con la materia viva tiene como objetivo dar una dosis especifica al volumen del tumor, limitando al máximo irradiar los tejidos sanos cercanos a la zona. Se da en dosis diarias. La Radioterapia ayuda a la destrucción selectiva de células cancerosas, puede ir asociada a la cirugía o quimioterapia.

 Imagen

Estos son los 3 más comunes, pero también existen terapias complementarias o alternativas.

Tatiana Acuña Chacón