Cuando hablamos de cardiopatía isquémica nos referimos a un conjunto de trastornos relacionados, donde se presenta un desequilibrio entre el suministro de oxigeno y sustratos con demanda cardíaca. Este trastorno se da debido a una obstrucción a nivel del riego arterial al músculo cardíaco, y que también causa hipoxemia, que es una falta de sustratos necesarios necesarios o para la producción de ATP y un acumulo anormal de productos de desechos del metabolismo celular.

Los factores de riesgo que se pueden presentar en esta enfermedad se puede clasificar en:

FACTORES DE RIESGO INMODIFICABLES: son aquellos factores de riesgo que no se modifican cuando se interviene sobre ellos. Como por ejemplo:

– Edad: la incidencia de la enfermedad coronaria aumenta con la edad, esto nos indica que a mayor edad más riesgo de padecerla.

– Género: los hombres tienen más riesgo de padecerla; la diferencia es más marcada en mujeres pre menopausicas en comparación con la misma edad.

– Herencia.

FACTORES DE RIESGO MODIFICABLES: son los factores que actuando sobre ellos pueden modificar el curso de la cardiopatía isquémica.

CUADRO CLINICO:

1- Angina de pecho: en donde la obstrucción del riego arterial pero no es lo suficientemente persistente como para causar muerte en el tejido muscular cardíaco. Hay tres tipos de esta: angina estable, la de prinzmetal y la inestable pre infarto.

2- Infarto del miocardio: en este caso la obstrucción arterial si es lo suficientemente persistente y causa necrosis tisular isquémica del miocardío.

3- Cardiopatía isquémica crónica: se da en pacientes que han sufrido uno o más ataques cardíacos y han sobrevivido, pero continúan teniendo problemas.   –

Tatiana Acuña Chacón