Es una forma de tratamiento basado en el empleo de radiaciones ionizantes (rayos X o radiactividad la que incluye los rayos gamma y partículas alfa.

La radioterapia se usa para combatir muchos tipos de cancer. A menudo, se utiliza para reducir el tamaño de un tumor lo más que se pueda antes de una cirugía o también se puede administrar despuésde la cirugía para prevenir la reaparición del cancer Los avances científicos y tecnológicos de las últimas décadas han permitido que el tratamiento radioterápico se realice con gran precisión, preservando y minimizando los efectos secundarios en los tejidos sanos.

Las células cancerosas tienden a multiplicarse más rápidamente que otras células en el cuerpo. Dado que la radiación es más dañina para las células que se reproducen rápidamente, la radioterapia daña más a las células cancerosas que a las células normales. Específicamente, la radioterapia daña el ADN de las células cancerosas y al hacer esto, impide que dichas células crezcan y se dividan. Infortunadamente, ciertas células sanas también pueden resultar destruidas en este proceso, lo cual puede llevar a que se presenten efectos secundarios.

Hoy en día, es frecuente que numerosos pacientes reciban radioterapia como parte de la terapia oncológica. En multitud de ocasiones, este tratamiento, se asocia a otros como la cirugía, la quimioterapia o la inmunoterapia, con el objetivo de aumentar el porcentaje de curaciones; sin embargo, en algunos casos pueden aparecer efectos secundarios derivados de la combinación de ambos tratamientos.

Hay dos formas de radioterapia:

  • La radiación de haz externo es la forma más común. Este método apunta los rayos X de alta potencia directamente sobre el tumor desde fuera del cuerpo.
  • La radiación de haz interno utiliza semillas radiactivas que se colocan directamente dentro o cerca del tumor. Este tipo de radiación también se denomina radiación intersticial o braquiterapia.
  • Las siguientes son algunas de las sustancias radiactivas comúnmente utilizadas: Cesio (137Cs)
  • Cobalto (60Co)
  • Yodo (131I)
  • Fósforo (32P)
  • Oro (198Au)
  • Iridio (192Ir)
  • Itrio (90Y)
  • Paladio (103Pd)

Efectos Secundarios

La radioterapia puede tener muchos efectos secundarios, los cuales dependen de la parte del cuerpo que recibe la radiación, la dosis de radiación y la frecuencia con que se realice la terapia:

  • Pérdida del cabello
  • Dolor en la piel
  • Enrojecimiento y ardor en la piel
  • Muda de la capa exterior de la piel (descamación)
  • Aumento del pigmento de la piel
  • Muerte del tejido cutáneo (atrofia)
  • Picazón
  • Fatiga y malestar
  • Conteos sanguíneos bajos
  • Dificultad o dolor al deglutir
  • Edema (hinchazón de la piel y tejidos blandos)
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Inapetencia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Aumento de la susceptibilidad a la infección

SARAY ROCHA