Este es el principal problema de salud que se ha confrontado en los últimos 25 años a nivel mundial, y por sus características lo han considerado como una pandemia, puede afectar a cualquier persona, sin importar raza o fronteras, aunque se dice que afecta principalmente a poblaciones vulnerables de la sociedad, como las personas que son involucradas en trabajo sexual, usuarios de drogas inyectables, hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, también se incluyen las personas privadas de libertad, entre otros. Una problemática de este es que no solo afecta biologicamente a la persona, si no que muchas veces la sociedad rechaza a estos y como resultado se da un daño a nivel psicológico a quien padece esta patología. 

Definimos el SIDA como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y que es una enfermedad zoonótica, que afecta a las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana. Una persona padece de SIDA cuando su organismo debido a la inmunodeficiencia provocada por el VIH no es capaz de dar una respuesta inmune adecuada contra las infecciones.

Existe una diferencia entre estar infectado por el VIH y padecer de SIDA. Alguien infectado por el VIH es seropositivoa y pasa a desarrollar un cuadro de SIDA cuando su nivel de linfocito TCD4 (células que atacan el virus), desciende por debajo de 200 células por milímetro de sangre.

El VIH se puede transmitir por los siguientes flujos corporales.

* sangre     * semen     * secreciones vaginales   *leche materna.

Este presenta categorías clínicas las cuales son:

Categoría A: pacientes con infección primaria o asintomáticos.

Categoría B: pacientes que presentan o presentaron síntomas que no son de categoría C pero que están relacionados con la infección del VIH. Ejemplo:

– Angiomatosis bacilar

– Candidiasis vulvo-vaginal u oral resistente al tratamiento.

-Enfermedad pelvica inflamatoria. 

Leucoplasia oral vellosa. 

Categoría C: pacientes que presentan complicaciones incluidas en la definición del SIDA. Ejemplo:

-Infecciones oportunistas, bacterianas, víricas, fungicas, por protozoos.

-Procesos cronificados, bronquitis y neumonía.

-Procesos asociados directamente con el VIH, Procesos tumorales.

TRATAMIENTO:

En la actualidad existen medicamentos llamados antirretrovirales, que inhiben enzimas esenciales, la transcriptasa reversa, retrotranscriptasa o la proteasa, con lo que se reduce la replicación del VIH, y ayuda a frenar el progreso de la enfermedad y la aparición de infecciones oportunistas.

Hay que dejar en claro que no existe cura para esta patología, pero con el uso de estos fármacos, puede convertirse en una enfermedad crónica compatible con una vida larga y casi normal. 

NOTA: la enzima del VIH, la retrotranscriptasa, es una enzima que convierte el ARN en ADN, por lo que se ha convertido en uno de los principales tratamientos antirretrovirales. 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Tatiana Acuña Chacón